dimecres, 27 d’agost de 2008

Por el buen camino

Se acaba agosto y realmente estoy orgulloso de cómo llevo mi entrenamiento. Durante las vacaciones y las semanas posteriores he mantenido una cierta regularidad que hace que hoy me sienta algo más fuerte y preparado. No soy capaz de correr rápido pero como se suele decir, la casa no se comienza por el tejado, ¿no?
Me ayuda el que soy capaz de combinar la carrera a pie y la bicicleta, mejorando así la fuerza en algunos músculos que no se trabajan solo corriendo.
Mi asignatura pendiente, y lo que me parece más difícil de solucionar ,es lo de mi peso corporal. A pesar de controlar al máximo la alimentación y de no cometer abusos incluso en vacaciones , aún no soy capaz de reflejarlo en la báscula. Creo sinceramente que debería estar unos cinco kilos por debajo de lo que estoy ahora, para un rendimiento óptimo.
Voy a seguir trabajando de la misma manera para volver a entrar en una dinámica diferente y a tratar de adaptarme a las nuevas situaciones que se me presentan respecto a los horarios de invierno y las cuestiones familiares , etc.
Creo que lo conseguiré.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

!Que bien! Me alegro mucho.

Besos, Maleli

María ha dit...

¡Y yo también me alegro! Sigue así :-)
¿Viste a Gebreselassie en los Juegos Olímpicos? Corrió los 10.000 metros, quedó entre los primeros, y cuando acabó la carrera estaba contentísimo por haber podido participar. Se nota que es especial como persona y como atleta... me acordé de ti viéndolo.
Abrazos

Anònim ha dit...

De collons company,fins abiat,amims des del Mallol

Luis Jaime ha dit...

Animo no le falta a in corredor de maraton persistente como tu, sino tiempo. Me dejas compartir mis marcas contigo ? Necesito a alguien que me guíe en esta etapa de rodador.
Un abrazo desde las islas de la eterna primavera.