dilluns, 30 de juliol de 2007

Desconexión


La semana pasada fue un tanto atípica por lo que a mis entrenamientos se refiere. Desde el jueves al domingo toda la familia nos desplazamos de viaje a Menorca con motivo de una boda.

Como era lógico no pude entrenar ningún día a lo que también hay que añadir, los excesos en la comida y el sueño, que se suelen producir en este tipo de situaciones. Por si acaso incluí en mi equipaje las zapatillas y unos pantalones cortos, pero no fueron necesarios.

Dicen que, "no hay mal que por bien no venga", en este caso lo positivo de no haber entrenado ha sido que cuatro días de reposo, recuperan las piernas de cualquier sobrecarga y de la fatiga. También el no pensar tanto en el ejercicio físico, hace que cuando vuelves afrontes la vuelta con más ganas y motivación.

Por supuesto que pasar estos días en familia disfrutando de Menorca compensa muchísimo más.

3 comentaris:

María & Mikko ha dit...

Nos alegramos de que lo pasárais bien en Menorca. ¡Estáis los cuatro guapísimos en la foto! ¡Nos vemos el domingo!

Besos,
María

Anònim ha dit...

Si el viaje ha servido para que tengais esa pinta de guapos los cuatro, te aseguro que es mejor que entrenar. !que bien os sentó!

Anònim ha dit...

¿Que te ha parecido lo de la lesión de Marta Dominguez? Dura vida la del deportista, que tienen que coincidir en un momento sus mejores condiciones físicas y mentales.
Besos Maleli