diumenge, 24 d’abril de 2011

Entrenar en Semana Santa

En estos periodos de vacaciones que quedan en medio de todo, siempre ocurre que el entrenamiento que llevabas y la rutina que tenías asimilada se desmonta casi por completo. En mi caso el trabajo en días festivos y también el de mi pareja, hacen de estos días una carrera de obstáculos que hay que ir sorteando como se pueda. También, como no, tienes que estar por los hijos, que no tienen escuela y por lo tanto a veces no te queda más remedio que tirar de canguro, cuando coincidimos en el trabajo Ana y yo.
Después de todo esto, hay que encontrar el tiempo y las ganas para ir a entrenar, con lo que al final entrenas poco y a horas diferentes de las habituales.
Suerte que son pocos días y pasan deprisa, pero cuando vuelves parece que ha pasado mucho más tiempo.
Hay que decir que como mal menor, todavía me estoy recuperando del esfuerzo de la Mitja Marató de la Garrotxa, y parar algún día extra seguro que me ha ido bien.
La semana que viene voy a ir a correr una carrera de 10km a Figueres, la Cursa del Castell de Sant Ferran y espero continuar con la recuperación iniciada. Llevo unas semanas que me encuentro más animado y que me siento bien corriendo. Espero que pueda llegar al nivel de hace unos años, seguiré esforzándome.