dissabte, 3 de maig de 2008

De nuevo en pistas

Con los primeros calores y los días considerablemente más largos, los entrenamientos se hacen más agradables, fáciles y constantes. Sigo entrenando bien, aunque la sobrecarga de actividad que generan las obligaciones familiares y laborales, te impiden ser regular. Cada día es un mundo, y muchas veces no puedo saber con antelación cuándo voy a poder dedicar unos minutos a correr. A veces, cuando los tienes , no los puedes dedicar por agotamiento, hambre, sueño, o cualquier otro motivo. Con el alargamiento del día dispongo de más horas de margen, ya que el estado del tiempo no es un obstáculo y casi siempre hace bueno.


El martes pasado volví a las pistas de atletismo a entrenar con Xevi, un suave rodaje y una serie de 5000m a un ritmo algo superior ( estoy lento) a 22 min. 10 seg. Es un principio y espero que en lo sucesivo sea una constante, lo de dedicar como mínimo un día a la pista y con un compañero.


La próxima semana tendré que descansar obligatoriamente durante al menos cuatro días debido a un viaje a Madrid. No creo que allí pueda hacer algo, así que me lo tomaré de relax.