diumenge, 30 de setembre de 2007

Xevi Masoliver


Xevi es mi compañero de entrenamiento y mi amigo. Tengo la gran suerte de compartir con él no sólo la amistad, sino el esfuerzo y el sacrificio del entrenamiento de atletismo. Para mi él es un gran atleta y un referente en el atletismo. Desde que era muy joven corre en pista, cross, carreras populares, media maratón e incluso maratón; y sus marcas son envidiables. Muchos de sus registros son muy buenos. Para que os hagáis una idea: su mejor marca en maratón es de 2h 30 min.

Desde hace un tiempo las lesiones le han perjudicado seriamente, llegando a estar un año inactivo. Afortunadamente parece que esos problemas están siendo superados, y de nuevo vuelve a encontrarse bien entrenando.

Cada semana quedamos dos o tres días en las pistas para entrenar. No llevamos un programa de preparación, simplemente decidimos durante el calentamiento el contenido de la sesión dependiendo del estado de ánimo, del calor o frío, las sensaciones, o la necesidad. Hay días en que apetece hacer series más largas, y otros más cortas. En eso siempre estamos de acuerdo, al igual que en el momento de parar, de decir que por hoy es suficiente.

La verdad es que es una suerte compartir con alguien estos momentos y creo que tanto él como yo nos beneficiamos mucho de ese compañerismo, estirando el uno del otro en los momentos difíciles. La diferencia de nivel no es un obstáculo y los dos nos aprovechamos mutuamente de las virtudes del otro para intentar mejorar.

Así que si queréis saber una de las razones por las que últimamente estoy consiguiendo mejorar sustancialmente, su nombre es Xevi Masoliver.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Muy bonito lo que cuentas, dale a Xevi un abrazo de mi parte. Admiro mucho a quienes tienen coraje para superarse de cualquier adversidad. Quizás sea envidia.
La amistad de verdad es una cosa dificil de encontrar, os felicito a los dos. Un abrazo, Maleli