diumenge, 21 d’agost de 2011

Rutas de verano

Esta semana hemos proseguido nuestra ruta estival por diferentes lugares, después de Santander, Avila, Madrid, Cuenca y Alarcón, donde he celebrado con Ana el décimo aniversario, desde que nos conocimos en una travesía entre Vallter y Núria, un 18 de agosto de 2001.
Alarcón es un pueblo de la provincia de Cuenca que ha sabido aprovechar muy bien sus oportunidades con el turismo gracias a su rico patrimonio. El Castillo reconvertido en Parador de Turismo,  es su emblema y su privilegiada situación le otorga unas maravillosas vistas de las hoces del Jucar. Un lugar ideal para correr y disfrutar de mi deporte favorito, mientras te regalas una fantástica visión de su entorno,  respirando aire puro, alejado del bullicio y la rutina.

Esta próxima semana será más tranquila y mis entrenamientos serán por las hoces del Júcar y Huécar que rodean la ciudad de Cuenca.  Siempre me gusta correr por ellas a primeras horas del día y esquivar esas temperaturas que se alcanzan más tarde cercanas a los 40 grados. El miércoles estaré en Castellón por dos días, antes de volver a Olot, donde el domingo correré la Cursa de Verntallat.
Aún me quedan vacaciones y de momento las estoy aprovechando en todos los sentidos...