dimarts, 28 d’octubre de 2008

Montaña Olímpica

Estos últimos días paso por un periodo de relajación, en que entreno menos y de forma no continuada. Aunque me gustaría no haber llegado a ello a veces no queda otro remedio que poner un poco el freno. Esto es beneficioso para la recuperación muscular y para liberar tensiones articulares pero para los que nos gusta ir a diario a correr supone un sacrificio.


Pese a todo ello salgo a entrenar algunos días, como el domingo pasado día 26 de octubre. Aprovechando nuestra estancia en la ciudad de Barcelona con motivo de una celebración familiar, salí a correr por la montaña de Montjuic después de casi diez años desde la última vez. Fue un reencuentro con mis raíces ya que en ella me inicié en el mundo del running.
Recuerdo que mi primera sesión de series en pista fue en el Estadio, hoy Olímpico, entonces en ruinas y con la pista de ceniza . Años más tarde en ella se batirían récords del mundo y olímpicos.
Afortunadamente todo ha cambiado y ahora esta montaña y su Estadio Olímpico son un lugar emblemático de la ciudad y un lugar muy recomendable para la práctica de este deporte.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Las Olimpiadas dejaron cosas buenas ¿verdad?. Da pereza pensar en los problemas que acarrean previamente, para una gran Ciudad. Pero luego si se plantean bien, las instalaciones y mejoras son muy notables.
Me alegro que disfrutaras de esos lugares, con mejor aspecto que tenían hace años.
Y el día tan bueno que hizo. Besos Maleli